lunes , 21 mayo 2018
FUENTE: 3dprint.com

¿Te imaginas poder imprimir recambios de tu coche en 3D?

Marcas como Ford o Mercedes ya hacen uso de esta técnica de impresión

El avance tecnológico es incesante en todos los ámbitos y sectores de la sociedad. Desde hace unos años la impresión 3D ha subido a la palestra como abanderada de una revolución en la automatización de sectores industriales como el del automóvil.

¿En qué consiste la impresión 3D?

En la actualidad el tiempo de fabricación de piezas de automóviles es elevado y costoso. Los fabricantes han de diseñar primero los componentes en el ordenador, para más tarde producirlos en serie gracias a un molde. Tanto el tiempo de fabricación de dicho molde, como el precio de éste, son elevadísimos.

Con la impresión 3D todos estos procesos experimentarían una rebaja considerable en cuanto a esfuerzos. Esto se debe a que con una impresora 3D, los técnicos tan solo tendrán que dar a imprimir los recambios directamente y entregar el coche listo a los clientes en cuestión de horas.

A su vez, si un cliente solicita un diseño personalizado o un kit aerodinámico específico será posible insertarlo en el diseño final del coche. De este modo, los clientes serán capaces de ‘tunear’ sus vehículos. Además, cuando un cliente personaliza su coche, dichas piezas son tan limitadas que en caso de sufrir un accidente o golpe su sustitución es casi una odisea. En cambio, con una impresora 3D, con ir al taller los conductores serían capaces de reponer dichas piezas.

FUENTE: 3dprintingindustry.com

¿Qué beneficios tiene la impresión 3D?

Los beneficios de esta técnica de impresión son:

  • Menor tiempo de fabricación.
  • Los costes de elaboración son menores.
  • Los propios talleres oficiales serán capaces de producir los recambios.
  • La personalización de los coches se podría llevar al extremo.
  • No habría problema a la hora de fabricar recambios para coches clásicos.
  • La impresión 3D es muy rentable para volúmenes reducidos de piezas.

¿Y los inconvenientes?

  • Pese a que el coste de fabricación es menor a la de las técnicas tradicionales, aún no es rentable fabricar grandes volúmenes de piezas con una impresora 3D.
  • Aunque poco a poco las impresoras 3D son cada vez más rápidas, aun no lo son lo suficiente para dar un servicio rápido y eficiente.
  • La impresión 3D queda limitada a la producción de volúmenes reducidos de piezas.

Mercedes-Benz y Toyota también imprimen

FUENTE: http://imprimalia3d.com

Tanto marcas ‘prenium’ (Mercedes-Benz) como generalistas (Toyota) también se han subido a la moda de imprimir en 3D parte de las piezas de sus modelos.

Mientras que Toyota emplea el ABS como materia prima, Mercedes ha dado un paso al frente y ya imprime piezas metálicas (aluminio en su gran mayoría) de sus vehículos.

¿Son seguras estas piezas?

Actualmente no es posible homologar todo tipo de recambios imprimidos en 3D debido a que las medidas y homologaciones en cuanto a seguridad se refiere son extremadamente extritas. Aunque, teniendo en cuenta a la velocidad con la que avanzan todas las tecnologías, no tardarán en admitir estos recambios de automóvil como válidos. A pesar de esta falta de homoologación, dichas piezas son extremadamente seguras y cada fabricante las somete a pruebas de resistencia extrema.

¿Crees que la impresión 3D ha llegado al sector del automóvil para quedarse? ¿Te gustaría poder personalizar tu coche y que este sea una pieza única? En Top Recambios creemos que esta tecnología va revolucionar el sector de la reposición y fabricación de piezas de automóvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *