lunes , 10 diciembre 2018

Cómo proteger tu coche contra el sol y el calor

El sol y el calor empiezan a hacer acto de presencia a medida que nos acercamos a un verano que promete convertirse en una amenaza contra nuestro vehículo. Para protegerlo de los elementos más agresivos que rodean a esta estación, existen una serie de consejos y trucos que os queremos explicar en el siguiente artículo.

41zWhXj4aALUsa un parasol y protectores de calidad

Parece obvio, pero ya sea por un descuido, por un exceso de confianza o porque todavía no disponemos de uno, son muchos los conductores que en horas de máximo calor aparcan al sol y no protegen el interior del vehículo en su parte delantera y trasera con un parasol de calidad. Un punto este último importante, ya que si contiene un reflectante de mayor calidad y densidad repelerá de mejor manera los rayos del sol y mantendrá una temperatura más fresca en el interior del vehículo.

En esta línea y para día de mucho calor, también es interesante adquirir un protector del volante que evitará que éste ardiendo cuando te dispones a conducir. Tanto los parasoles frontales y traseros como los protectores de volante, podrás encontrarlo en gran variedad tamaños y precios en cualquiera de los autocentros de Top Recambios.

washing-car-1397382_1920‘Refréscalo’ más y protégelo con cera

Otra forma de cuidar nuestro vehículo contra el calor es mantenerlo a baja temperatura rociándolo con agua y lavándolo con más frecuencia durante los meses de más calor. Eso sí, no lo hagas al aire libre durante las horas de más calor, ya que el agua se evaporará rápidamente sobre la carrocería y la manchará. Es recomendable, además, aplicar después del lavado cera protectora contra los rayos ultravioleta a la carrocería del coche.

A la sombra, mejor que al sol

Resulta, con diferencia, el aspecto más obvio. Sin embargo, nunca lo cumplimos al 100% a la hora de estacionar nuestro vehículo al aire libre. Siempre que puedas deja el vehículo en una zona techada o que proyecte una gran sombra. Si el vehículo va a estar muchas horas en el mismo estacionamiento asegúrate que ese lugar no recibirá un intenso sol durante otras horas. En este último caso, vuelve al paso uno y protege tu coche con uno o varios parasoles pese a que en ese momento el vehículo esté recibiendo sombra.

Y no solo a la hora de estacionar hay que tener en cuenta este aspecto. En caso de que puedas escoger, conduce durante las horas de menor calor (a primera hora de la mañana y a última de la tarde) y a la hora de arrancar tu vehículo recuerda que si su interior está a alta temperatura conviene esperar a que se refresque, ya sea abriendo las ventanillas o encendiendo el aire acondicionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *