viernes , 22 junio 2018

Razones para escoger un coche diésel o uno gasolina

El consumo tiende a ser la principal causa del éxito de los vehículos diésel

Muchos conductores se encuentran indecisos a la hora de escoger un nuevo coche. Una de las principales dudas es la elección de la motorización. En cuestión, el principal interrogante es si equipar el coche con un motor de gasolina o con uno diésel. Todo este razonamiento se reduce a valorar los pros y los contras de cada tipo de combustión y el uso que se le va a dar al vehículo.

Hace un par de décadas, los motores diésel contaban con un sonido rudo y una mecánica delicada. Pero, a medida que los fabricantes de automóviles han ido invirtiendo esfuerzos, estos propulsores han sido capaces de igualar la escasa sonoridad y empuje de los motores de gasolina.

A continuación vamos a señalar los pros y los contras de comprarse tanto un coche de impulsado a gasolina como uno propulsado a diésel.

Motor diésel

FUENTE: diariomotor.com

Ventajas

Combustible

A diferencia de la gasolina, el litro de gasóleo tiende a costar entre 10 y 20 céntimos menos que el equivalente de gasolina. Por lo tanto, si llenásemos hoy el tanque de nuestro coche, más o menos esto nos costaría:

Tanque de 60 litros:

  • Diésel: 60 litros X 1,095 = 65,70€
  • Gasolina: 60 litros X 1,213 = 72,78€

Diferencia: Te ahorras 7,08€ si tu coche es diésel

Gasto de carburante

A pesar de que la diferencia de consumo entre un motor diésel y uno gasolina es cada vez menor, los coches propulsados por gasóleo siguen gastando menos. Por ejemplo, en trayectos urbanos el diésel gasta 1,8 litros menos a los 100 Km. En territorio extraurbano, la diferencia se reduce a un gasto menor de un litro en favor del propulsor de gasóleo.

Reventa

Los coches diésel cuentan con un coste superior a los de gasolina y, por esa misma regla, su valor a la hora de revenderlo es mayor.

Inconvenientes

Seguro

Debido a que el precio y el mantenimiento de los coches diésel son más elevados, las aseguradoras cobran un plus por asegurar dichos coches. En el caso de escoger uno a todo riesgo, el precio asciendo una media de un 13% frente a un gasolina.

Precio

Si vas a comprarte un diésel has de tener en cuenta que únicamente vas a rentabilizar un sobrecoste frente a un gasolina. Normalmente la diferencia ronda los 2.000 euros.

Mantenimiento

Como consecuencia del tipo de mecánica de los motores diésel, su coste de mantenimiento es más costoso, siendo este superior a los 300€.

Motor Gasolina

FUENTE: actualidadmotor.com

Ventajas

Precio, Mantenimiento y seguro

Los vehículos impulsados por gasolina cuentan con una mecánica más simple y no requieren de tanto apoyo electrónico. Es por ello que su coste de producción sea menor y, por consiguiente, su precio también. Al mismo tiempo, tanto el mantenimiento como el seguro son mucho más rentables que en un coche empujado por un motor de gasóleo.

Reducción de la cilindrada

El consumo ha hecho que muchos españoles prefieran comprar un vehículo diésel antes que uno gasolina, aunque realmente no logren a rentabilizarlo. Es por ello que los fabricantes de automóviles han buscado igualar los consumos entre ambos tipos de propulsiones. Para lograrlo han reducido la cilindrada de los mismos eliminando cilindros o impulsando la desconexión inteligente de estos. Pero, ¿si reduces la cilindrada, no reduces también la potencia? Sí, por lo que se ha incorporado el turbo compresor. De este modo, no se pierde potencia pero sí que se reduce el consumo.

Inconvenientes

Consumo y par

Los coches gasolina tienden a registrar un consumo superior a los diésel. Además, uno de los problemas que registran los motores de gasolina de menor cilindrada es que necesitan entrar rodando a altas revoluciones para entregar todo el par que el motor tiene. Es por este hecho que a la hora de incorporarse a grandes vías o mantener la velocidad en pendientes.

Menor cilindrada

De cara a tratar de igualar los niveles de consumos de los motores diésel, los fabricantes han ido reduciendo la cilindrada de sus propulsores de acceso. La única pega a este hecho es que en ocasiones se echa en falta un plus de par.

¿Y los coches híbridos/eléctricos?

FUENTE: tesla.com

Cada vez es más común ver coches eléctricos, aunque sobretodo híbridos, por las calles de las grandes ciudades. Marcas como Toyota, Lexus, Nissan, Renault, Kia o Hyundai están realizando grandes esfuerzos para lograr la electrificación del parque móvil. Además, ya no es tan raro ver a conductores convencionales, y no únicamente taxistas, conduciendo vehículos ecológicos.

Si el uso que se le va a dar al coche el prácticamente urbano, opciones como la gama Hybrid de Toyota es una de las mejores opciones. En cambio, si buscas un coche que te permita salir con garantías de la urbe, tanto es preferible hacerse con un coche híbrido que cuente con un propulso de combustión de mayor cilindrada.

En cuanto a los modelos 100% eléctricos, como puede ser la gama ‘i’ de BMW, los Tesla Model S y X o el Nissan Leaf, el único problema es que aún no existe una amplia infraestructura de puntos de recarga. Este hándicap lastra los grandes avances que están realizando los fabricantes en cuanto al aumento de la autonomía de los vehículos de cero emisiones. Además, siguen siendo muy costosos de cara a un consumidor medio.

¿Y tú? ¿Con qué tipo de motorización que quedarías si tuvieses que comprarte ahora un coche?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *