lunes , 10 diciembre 2018

Aprende a colocar los triángulos según el tipo de vía

Dependiendo del tipo de vía y el sentido de la circulación, tendrás que colocar los triángulos de uno u otro modo

Con la llegada del verano los pequeños accidentes y averías en carretera se multiplican y hay que saber cómo actuar para evitar males mayores. Muchas personas creen conocer el protocolo a seguir, pero en ocasiones fallan en lo más básico, la correcta colocación de los triángulos de emergencia.

Es vital realizar esta operación correctamente para evitar males peores. Una buena señalización de que has sufrido una avería es de mucha ayuda de cara al resto de conductores que circulan por la vía.

Protocolo a seguir

En el caso en el que sufras una avería o un accidente leve mientras conduces, has de estacionar el coche en una zona segura y lo más alejada posible del carril de circulación. Nada más frenar en coche debes encender las luces de emergencia y ponerte el chaleco reflectante, el cual siempre ha de ir en el interior del habitáculo del vehículo.

A continuación, procederás a colocar los triángulos de emergencia. No olvides que han de estar puestos en perpendicular a la vía. Dependiendo del tipo de carretera, la colocación será de uno u otro modo.

  • Vías de dos carriles unidireccionales: Si te encuentras en una calzada de dos carriles cuyo tráfico circula en la misma dirección, tendrás que situar únicamente uno de los dos triángulos. La distancia obligatoria a la que has de colocarlo, son 50 metros por detrás de tu vehículo. Además, han de ser claramente visibles a 100 metros de distancia.
  • Vías de dos carriles o más bidireccionales: En este caso señalizarás la emergencia con los dos triángulos, uno por delante y otro por detrás de tu vehículo. La distancia entre el triángulo y el coche tendrá que ser de 50 metros en parte anterior y posterior.
  • Cambio de rasante: Si la avería tiene lugar en un puente o paso elevado has de situar los triángulos antes del cambio de rasante, adelantándolos los metros necesarios para que puedan ser avistados como mínimo a 100 metros.
  • En curva: Si vas circulando y tu vehículo sufre un fallo técnico deberás cumplir con el protocolo ya comentado anteriormente, pero con una modificación. En este caso concreto, los triángulos se deben poner antes de la entrada de la curva y en un espacio en el que puedan ser avistado a 100 metros.
  • Con un obstáculo: De darse el caso en el que se halle una señal o un obstáculo por delante de los triángulos una vez contados los 50 metros, tendrás que moverlos y dejarlos por delante de la señal u obstáculo. El fin es que los triángulos sean totalmente visibles al tráfico.
  • De noche: Si la oscuridad es la protagonista en alguna de las situaciones citadas, además de dejar puestas las luces de emergencia deberás encender las luces de tu vehículo.

¿Cómo calcular los 50 metros de distancia?

De cara a calcular los 50 metros de distancia del coche a los que hay que dejar los triángulos, te recomendamos que emplees tus pasos. Dos pasos de una persona equivalen más o manos a un metro, por tanto, tendrás que recorrer 100 metros antes de situar el triángulo.

Este verano, en el caso de que sufras una avería, sigue estos consejos. De este modo podrás prevenir males mayores y ayudarás al resto de la circulación a que te vean.

Aquí tienes un infográfico que esperamos que te sea de ayuda

FUENTE: revista.dgt.es
FUENTE: revista.dgt.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *